Reynaldo Muñoz

El caso de las islas del Archipiélago de Nuestra Señora del Rosario resume y ejemplifica la problemática que aqueja en general al medio marino, insular y costero colombiano.

martes, agosto 04, 2009

LOS PAJAROS TIRÁNDOLE A LAS ESCOPETAS? !

Llama la atención que sean las entidades de gobierno las que rindan cuentas a los ocupantes ilegales de las islas, hoy arrendatarios por obra y gracia de un cuestionado procedimiento administrativo al que hemos hecho referencia en este blog.

Al respecto El Universal de Cartagena, el 21 de julio de 2009, registra la siguiente noticia:

“EL UNIVERSAL, 21 de Julio de 2009

PARQUES NACIONALES NATURALES E INCODER
Rendirán cuentas a inquilinos de Islas
REDACCIÓN LOCAL - EL UNIVERSAL Lun, 07/20/2009 - 23:41 — maguilera


Este jueves se presentarán los avances en las acciones del Plan de Trabajo en el “Parque Nacional Natural Los Corales del Rosario y San Bernardo” a los arrendatarios de las Islas del Rosario.

El acto contará con la presencia de la directora general de “Parques Nacionales Naturales”, Julia Miranda Londoño. Asimismo, con el gerente general del “Instituto colombiano para el desarrollo rural” (Incoder), Rodolfo Campo Soto.

Durante el evento, que se realizará en el Hotel Almirante Estelar, a las 9 a.m., se presentará el balance general de los dineros provenientes de los cánones de arrendamiento que cada mes pagan.

También se les dará a conocer el plan de acción del convenio y el avance de los proyectos que se llevan a cabo en las Islas, a través de dicho convenio.
Los recursos hasta la fecha recaudados han sido invertidos en proyectos como mejora de la infraestructura del “Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo”, procesos de educación ambiental, proyectos de investigación y saneamiento básico, fortalecimiento del ecoturismo, a través de acciones de ordenamiento y trabajo con las comunidades locales.

Durante esta reunión se les propondrá a los arrendatarios conformar un comité asesor con el fin de apoyar el desarrollo del plan de acción del convenio “Incoder-parques nacionales-patrimonio natural”.

En octubre de 2006, el “Fondo patrimonio natural” suscribió un convenio con “Parques nacionales naturales” y el Incoder, con el fin de aunar esfuerzos técnicos, operativos y económicos tendientes a integrar los procesos de planificación y gestión en los bienes baldíos que conforman las islas del archipiélago Nuestra Señora del Rosario y San Bernardo.

También para proveer procesos de ordenamiento ambiental del territorio que contribuyan a la conservación del patrimonio natural y cultural, y a disminuir la presión sobre los ecosistemas y a la utilización racional de los bienes y servicios ambientales, así como la administración, vigilancia y control del mismo.”

El mismo periódico registra los resultados de dicha reunión en su edición del 24 de julio de 2009, así:

“EL UNIVERSAL, 24 de Julio de 2009

Plata para el Rosario

La rendición de cuentas ayer por parte de Julia Miranda, directora de Parques Nacionales Naturales de Colombia, incluido el de Corales del Rosario y San Bernardo, fue un acto necesario para comenzar a recuperar la confianza de los arrendatarios de casas en las Islas del Rosario, muchas de las cuales están abandonadas por lo que los usuarios ven como contratos a término demasiado corto y riesgoso, por lo que muchos se cohíben de reparar las viviendas arrendadas.

Aunque el deterioro de los inmuebles del archipiélago es evidente, la peor parte la están llevando las propias islas a causa de la erosión, ocasionada por la muerte de buena parte del coral periférico de los arrecifes que las protegían.


El equipo de Parques anunció un estudio que durará un año para proponer soluciones integrales al flagelo de la erosión, pero los arrendatarios –con razón- se mostraron impacientes porque hay muchas cosas que se podrían arreglar ya empleando el sentido común, pero esta cualidad no ha sido común a la mayoría de los burócratas, y los del ambiente tienen que ceñirse a normas estrictas, quiéranlo o no.

Hubo quejas por la lentitud para hacer cualquier trámite, especialmente los ambientales que se requieren para casi cualquier obra en las Islas. También había inconformidad porque mientras algunos inquilinos llevaban mucho tiempo pagando, otros aún no han recibido sus contratos.

Julia Miranda habló claro, y entre otras cosas importantes, dijo que la plata recaudada mediante los arriendos de casas en las Islas no necesariamente sería empleada toda allí, ya que hay otros parques en el país que no producen nada, y tienen que ser subsidiados con los ingresos de los que sí son productivos. Este fue un baldado de agua fría inevitable.

También salieron a flote algunos problemas no tan bien conocidos de las Islas, como la prostitución y drogadicción, que según algunos asistentes, alcanzan proporciones alarmantes. Es indispensable que la Policía tenga una estación permanente allá, lo que parece que está próximo a suceder. Por otro lado, los funcionarios de Parques en las Islas del Rosario son pocos y están mal equipados, por lo que campean los abusos e impunidad en el área.

La sensación general después de la reunión podría resumirse como agridulce: buena porque a Parques al fin se le conoció la cara y sus funcionarios dejaron mejor impresión de la esperada por los asistentes, pero menos buena porque las Islas del Rosario requieren miles de millones de pesos ya para comenzar a salvarlas, y esa plata no la tienen el Gobierno ni los arrendatarios, ni éstos la expondrían ante lo que perciben como inseguridad jurídica en los contratos.

Además del estudio de la erosión, Parques Nacionales hará uno de capacidad de carga de las Islas, indispensable para cuidarlas. También se aclararon algunos conceptos de lo que se puede hacer sin permiso, y de lo que lo requiere.

Ahora falta construir mucha más confianza entre autoridades y arrendatarios para poder salvar las Islas del Rosario entre todos.”

Saquen ustedes sus propias conclusiones.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home