Reynaldo Muñoz

El caso de las islas del Archipiélago de Nuestra Señora del Rosario resume y ejemplifica la problemática que aqueja en general al medio marino, insular y costero colombiano.

martes, septiembre 19, 2006

2. Afectaciones derivadas de la ocupación

Las islas han sido ocupadas de manera ilegal por particulares. Esta ‘colonización’, las construcciones y la afluencia de un turismo masivo han generado la alteración de las condiciones naturales y han traído serias consecuencias en la vida terrestre y marina del archipiélago.

Sus formaciones coralinas están siendo degradadas seriamente por los procesos que ocasiona la actividad humana, consistente en pesca con dinamita, paso de embarcaciones, construcción de casas e instalaciones hoteleras que conllevan rellenos, plataformas, etc., que han afectado área marina y terrenos de las islas. Incluso, se han creado islas artificiales mediante tala de manglar y relleno de bajos coralinos, empleando material coralino, arenas, restos de caracol de pala, entre otros.

A raíz de la escasez de playas en las islas y del consiguiente intento de crearlas artificialmente, su línea costera se ha modificado. Los paisajes naturales han sido reemplazados por grandes construcciones en concreto.

La situación de las Islas del Rosario puede resumirse en los términos expresados por el coordinador del Grupo Jurídico de la Unidad Administrativa Especial del Sistema de Parques Nacionales Naturales UAESPNN del Ministerio del Medio Ambiente, en escrito de 2 de abril de 2001, mediante el cual informaba al Tribunal Administrativo de Cundinamarca que el parque natural está sufriendo un impacto ambiental negativo sobre los ecosistemas, entre otras, por las causas siguientes:

a) Inadecuado manejo de las aguas negras y de las basuras que actúan como contaminantes del agua marina.

b) El crecimiento urbanístico acelerado y desordenado ha llevado a la pérdida de la cobertura tanto del mangle como del bosque seco. Actualmente está afectando también parte de la franja de pastos marinos.

Las islas de Barú e Isla Grande, son la (sic) que presenta un mayor deterioro, tanto en los bosques de manglar como en la vegetación interna: La tala se realiza básicamente para lograr obtener terrenos aptos para la construcción en el caso de los nuevos residentes y para la obtención de leña y carbón, en el caso de los nativos.”

c) Los pobladores realizan “una serie de actividades que alteran el ecosistema como es la pesca indebida con el uso de dinamita o aparejos prohibidos, la extracción de coral y crustáceos o moluscos vedados”.

d) No existe control de las actividades turísticas “en lo que se refiere a la velocidad de las lanchas, lugares de anclaje, extracción de material y producción de basuras.

Para dar un ejemplo del deterioro de las islas, anoto los siguientes[1]:

Minifundio y Latifundio, con un área de 0-0380 Há (380 m2) aproximadamente, ubicadas al norte de Isla Grande, separadas entre sí por 76 metros.

Para 1963, en Minifundio afloraban 3 pequeños cuerpos coralinos (terrazas) y en Latifundio 2 cuerpos. Actualmente en Minifundio las terrazas que afloran están unidas entre sí a través de un kiosco. En Latifundio los dos cuerpos coralinos están unidos por un relleno.

Latifundio se comunica con Minifundio mediante un puente de madera de 2 m. de ancho y 76 metros de longitud que en sus extremos tiene 2 plataformas de concreto. Están altamente antropizadas por la construcción de viviendas y rellenos que le sirven para la nivelación del terreno. Bordeando las islas se observa el muro de roca y concreto que actúa como controlador de la erosión. (Ver imagen # 1)


El Peñon, con un área de 0-0600 Ha. (600 m2), ubicada al este de Isla Rosario. Presenta una forma irregular, conformada por cuatro cuerpos coralinos con alturas entre 0.5 m. y 1 m. que afloran desde 1954, según fotografías aéreas. Dos de estos cuerpos ocupan un área de 9 y 51 m2 respectivamente.

Es una de las islas ocupadas de menor área. Se encuentra altamente intervenida, siendo ocupado un 60% de la isla por la construcción principal y el área restante por una placa de cemento que permite el recorrido dentro de la isla.

El cuerpo más grande se encuentra sin intervención mientras que el más pequeño ubicado al suroeste de la isla se encuentra levemente intervenido mediante la construcción de bases en concreto sobre los cuales se levantan 20 pilotes. Las otras dos terrazas afloran a manera de pequeños parches de coral, con alturas promedio de 0.5 m. Sobre ellas descansan dos áreas construidas de 300 y 400 m2 aproximadamente, que se comunican con el cuerpo de terraza sin intervenir mediante un muro de concreto. Las terrazas se encuentran separadas mediante un túnel que pasa por debajo de la construcción principal y están rodeadas casi en su totalidad por un muro de concreto. En el interior se observa un acuario de forma redondeada que cubre un área de 8 m2, que alberga peces de diferentes especies. (Ver imagen # 2)

San Martín de Pajarales, con un área de 0-9688 Ha. (9.688 m2), ubicada al noreste de Isla Rosario.

De acuerdo con fotografías aéreas, para 1987 la isla aparece como un pequeño cuerpo de terraza coralina.

Está conformada por una terraza coralina que aflora en algunos sitios con alturas de 0.5 m. sobre la cual se levantó un muro de cemento y piedra que le sirve como protección de la fuerte erosión. En esta isla se encuentra el Oceanario; por esta razón está altamente intervenida con muelles, viviendas, piscinas donde se albergan los animales de exhibición. (Ver imagen # 3)

Casablanca (sector Caño Ratón), con un área de 3-3100 Ha. (3 hectáreas 3.100 m2), ubicada en Isla Grande, frente isla Naval.

En este predio se encuentran las siguientes construcciones: Cuatro bloques de edificios (dos de dos plantas y dos de cuatro plantas). Igualmente un bloque de una sola planta. Aproximadamente y por información del cuidandero hay 35 apartamentos, los cuales constan de dos habitaciones y baños respectivos. La gran mayoría en condiciones de abandono, solamente se encontró un apartamento del bloque de una sola planta en buenas condiciones. Una piscina sin uso. Muelle en cemento y madera en muy regular estado. (Ver imagen # 4)

[1] Información tomada del CUADRO No. 2: EXTRACTO DEL INFORME DE LA U.A.E.S.P.N.N. SOBRE EL GRADO DE INTERVENCION EN LAS ISLAS DEL ARCHIPIELAGO DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO. MARZO DE 2001

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home